LIFANTE es el proyecto musical de Juan Carlos Lifante, conocido y reconocido cantautor de Barcelona.14184571_1450634901645671_4269865830762800935_n

BIOGRAFIA LIFANTE

 

 

“Me convertí en un artista no porque quisiera, sino porque estaba destinado a ello”. Es una frase muy conocida del actor americano de los años 40 Danny Kaye. Pero también podría ser una frase de Juan Carlos Lifante, cantante, compositor y dibujante catalán. Escribir, cantar y dibujar es su vida y lo ha sido desde pequeño, cuando sus aficiones eran ya muy diferentes a las de sus compañeros y amigos.

Crecer escuchando buena música, con un cuaderno de dibujar como compañero, lápices y colores han forjado la personalidad de un artista cuya trayectoria se inicia ya en 1998, cuando como él dice, “aprendí mis primeros acordes y empecé a escribir canciones”.

De esa etapa de aprendizaje y primeras experiencias, surgió la formación Profundus en el año 2000 con un total de seis integrantes que consiguieron grabar su primera Demo de cinco temas llamada Eclipse. Se trataba de temas pop que sonaron durante cuatro años en festivales de todo tipo y en algunas salas tan conocidas como la sala Apoplo o el Gran Teatro de Viladecans.

Al mismo tiempo que Profundus daba sus últimos coletazos como formación en 2004, Juan Carlos se lanza a la pista, nunca mejor dicho, en solitario con el nombre artístico que mantiene a día de hoy, LIFANTE y que le acompaña desde 2003. En este año da el paso de presentarse al concurso de voz de la Sala Vivaldi de Barcelona en el que actúa todos los jueves durante siete meses y que le ofrece una oportunidad única al conseguir la victoria. El esfuerzo siempre tiene recompensa, y en este caso ganar el premio le permite grabar una maqueta en directo con canciones propias y versiones acompañado de músicos tan conocidos en el panorama nacional como Pere Jaime (Tandem), Joan Eloi Vila (músico de Buenafuente) y Manuel Cobarsi.

Es sin duda el año en el que LIFANTE comienza a sonar y a pisar fuerte. Durante ese año actúa habitualmente en la sala Vivaldi y esto le abre las puertas de otro concurso de voces dentro del programa de TVE, Cita a Ciegas. El talento y la personalidad del músico no pasan desapercibidas para el jurado y vuelve a alzarse con la victoria. Lifante es cada vez más popular y eso le permite al músico seguir componiendo, tocando y todo ello sin dejar de dibujar.

En 2005 comienza a trabajar con Pedro Calderón (guitarra de AN-TONIO) y juntos actúan en los principales locales del circuito de música en vivo de Barcelona. Y ello lo compagina con su participación en la banda de versiones Aquarium, de quien es percusionista y vocalista principal. Esta etapa es también una gran escuela para el músico, ya que realiza más de 120 bolos al año durante tres temporadas.

 

Con nombre y muchas tablas, en 2007 comienza a preparar el primer LP de LIFANTE. Un trabajo duro que tuvo sus frutos a finales de ese año y principios de 2008 cuando sale  a la luz el álbum Amuleto, con 13 temas grabados en los estudios B+B de Kitflus (músico de Serrat) y Joan Surribas (ganador de un Grammy latino como productor de grupos tan conocidos como Mojinos Escozíos).

El disco, producido por Surribas, cuenta con la colaboración de grandes de la escena del Jazz como Jon Urrutia y es editado por la discográfica Discemedi-Blau. Su pop suave mezclado con otros estilos consolidan el nombre de un artista polifacético con una voz inconfundible.

El éxito de Amuleto da lugar a la gira LIFANTE-Amuleto que le llevó a visitar más de 30 ciudades españolas y a actuar en salas tan conocidas como Razzmatazz, Salamandra o  Matisse. Durante esta época también podemos verle en la televisión y escuchar sus temas en las radios de toda España. Es el momento también en el que graba su primer videoclip, Amor Suicida.

Durante todo este tiempo, compagina su actividad sobre los escenarios con la composición de otros temas y por supuesto, con su amor por el dibujo, el que nunca ha abandonado. En 2010 graba el segundo disco, La otra cara, con seis temas y un estilo más cercano al Indie-rock.

En 2011 de nuevo en solitario, graba el tercer álbum bajo el nombre de JC.LIFANTE. El álbum Un ser minimalista es todo un éxito y de nuevo le lleva a recorrer medio país en otra gira cargada de aplausos.

Continúa trabajando y graba dos nuevos videoclips del tercer disco, Por ser así y La niña de Cristal. Y sigue escribiendo, porque los artistas siempre trabajan.

En 2013 crea una banda de Indie Pop con el nombre de Donnie y distintas formaciones. Con la última de ellas, la tercera, recupera su nombre inicial LIFANTE y continúa trabajando para seguir sacando discos.

Sólo un año más tarde se produce un nuevo giro en la carrera de Lifante. Conoce al cantante y compositor argentino Lucas Masciano y surge entre ambos una gran amistad que les hace trabajar juntos. Y en este momento Lifante da rienda suelta a su arte dibujando y cantando para un Expo-concierto junto a Eva Ortiz (fotógrafa de artistas) y Masciano. En este evento se pueden ver las litografías hechas por Lifante a Masciano y el músico catalán abre el concierto del argentino.

Se convierte así en telonero de Masciano, en ocasiones en solitario y en otras junto a Sandra Ferrer (corista de LIFANTE), y le acompaña por todo el país visitando salas como la sala Bikini, el Hotel Galery, La Fresqueta, Monasterio, etc.

En 2016 llega el momento de volver a grabar y volver a recorrer los locales más importantes de Barcelona. En estas actuaciones repasa sus ya conocidas canciones y presenta algunas de las nuevas del álbum que prepara para 2017, Viaje Utópico.

A principios de 2017 presenta en Barcelona en el primer Concierto Apto para Celiacos, su tema Que no pare, una canción que estará en el álbum Viaje Utópico y que reivindica los derechos del colectivo celiaco.

Lifante conoce de cerca los problemas de las personas con intolerancias alimentarias y decide contribuir a dar mayor visibilidad a esto a través de la música.

Y mientras canta a la vida, al amor y también muestra su lado más solidario con “Que no pare” continúa dibujando y regalando al mundo sus “Miniyo”, dibujos personalizados que de nuevo refuerzan la frase que rescatábamos del actor Danny Kaye, que Lifante estaba destinado a ser artista.

 

Anuncios